Cómo aprender vocabulario en inglés (nivel intermedio)

¿Terminaste de estudiar todos los «módulos» de Duolingo y Memrise?

¡Bien hecho!

Es tiempo de pasar al siguiente nivel.

aprender-ingles-anki

Hasta ahora has estado estudiando con el tradicional método de las flash cards, ¿te habías dado cuenta?

Bueno, las tarjetas que has venido usando estaban diseñadas por alguien más, ahora es momento de diseñar tus propias flash cards, pero antes de hablar del cómo, veamos el por qué.

¿Por qué diseñar tus propias flash cards?

¿Alguna vez has usado (o por lo menos visto) un diccionario inglés – español?

Pues intentar memorizarlo de principio a fin es una tarea imposible, y también innecesaria.

¿Por qué?

Porque no necesitas saber todas esas palabras.

Solo fíjate en el español, el idioma que usas a diario desde que aprendiste a hablar. El diccionario de la RAE recoge unas 93 mil palabras. ¿Crees que te las sabes todas? Te apuesto lo que quieras a que no.

Pues lo mismo pasa con el inglés (que tiene casi 415 mil palabras, por si te lo estabas preguntando). No necesitas saber cada palabra del diccionario, solo necesitas saber las que realmente vas a usar en tu vida cotidiana.

¿Cuántas?

No existe un número exacto. Depende de muchos factores: tus intereses, tu trabajo, tus amigos, etc.

Por eso es una buena idea diseñar tus propias tarjetas de vocabulario, de esa manera aprenderás primero las palabras que usarás con más frecuencia y dejarás para más adelante las que solo necesitarás de vez en cuando.

¿Cómo?

Cambiando de herramientas

Prepárate, porque aquí es donde comienza el verdadero aprendizaje. Duolingo y Memrise eran solo el calentamiento.

Lo que vas a hacer ahora es aprender vocabulario en contexto.

¿Qué quiere decir eso en español?

Que vas a seguir incrementando tu repertorio de verbos, sustantivos, adjetivos y todo eso, pero esta vez, en lugar de usar frases sueltas, como hiciste en ese par de plataformas, vas trabajar con materiales «reales», materiales de uso diario que te ayudarán a llevar tu inglés al siguiente nivel: entender el idioma en lugar de solo entender palabras aisladas.

¿Cómo crear tus propias flash cards para aprender inglés?

Ya quedamos en que vas a necesitar materiales de uso cotidiano.

¿Cuáles son esos materiales?

Periódicos, blogs, revistas, etc.

¿Qué vas a hacer con ellos?

TRADUCIRLOS.

En serio, es una excelente forma de aprender.

Déjame explicártelo:

Vas a elegir un artículo pequeño de cualquier periódico, blog o revista —yo personalmente prefiero los blogs, tienen un estilo más casual y si los usas como herramienta de estudio aprenderás a comunicarte de una forma bastante natural.

Cuando hayas elegido el artículo, vas a empezar a leerlo, oración por oración y párrafo por párrafo hasta llegar al final. Apunta en un cuaderno o en una documento de Word las palabras que no entiendas y búscalas en un traductor. Aquí es muy importante que, al buscar el significado de una palabra, te asegures de que tenga sentido dentro de la frase que leíste. Muchas palabras tienen la mala costumbre de tener más de una traducción, así que asegúrate de apuntar la correcta.

Cuando hayas terminado, tendrás listo el material para tus propias flash cards.

¿Y ahora?

Anki, mi herramienta favorita para aprender inglés

¿Anki-que-cosa?

Anki es una plataforma que te permite crear tus propias flash cards para estudiar lo que se te antoje y, como a nosotros se nos antoja estudiar inglés, nos viene genial.

Te explico brevemente cómo funciona:

Cuando hayas creado tus tarjetas (un lado en inglés y el otro en español), Anki se encarga de mostrarte solo uno de los lados para que intentes recordar la traducción al otro idioma. Ese pequeño ejercicio es el que te ayudará a memorizar las cosas.

Antaño eso lo hacíamos con tarjetas de papel, ahora puedes ayudar a salvar un árbol haciéndolo en digital, pero esa no es la única ventaja de Anki. Lo que más me gusta es que, cuando estudias tus tarjetas, la aplicación se encarga de «calcular» cuáles ya has memorizado, para mostrártelas con menos frecuencia, y cuáles podrías empezar a olvidar, para volver a mostrártelas antes de que se te olviden.

Genial, ¿no?

Otra ventaja es que también cuenta con una app para smartphone, así que la puedes descargar y sincronizar con la versión para computadora y así puedes aprovechar estudiando cuando vas en el bus o tienes un rato libre fuera de casa. Eso sí, las versiones para computadora y para Android son gratuitas, pero si tienes un teléfono con el logo de la manzanita, tendrás que pagar por ella. Lo siento.

Y ahora sí, a lo que venimos.

¿Cómo usar Anki para aprender inglés?

Lo primero es entrar a su web y descargar el software a tu computadora. Cuando lo hayas instalado, podrás crear un usuario y una contraseña que te servirán para respaldar tus tarjetas en la nube y para sincronizarlas con la versión móvil (si es que quieres llevarla en el teléfono).

¿Listo?

¡Es tiempo de crear tus flash cards!

¿Recuerdas el listado de palabras que tenías que sacar de un artículo de un periódico o blog y traducir?

Pues ahora lo vas a usar.

Dentro de Anki vas a crear un «mazo de tarjetas» al que puedes llamar «inglés» (no te preocupes, que es cuestión de un par de clics). Ahí es donde se van a almacenar tus tarjetas.

Cuando lo hayas creado vas a hacer clic en la opción «añadir», eso abrirá una nueva ventana en la que podrás escribir la versión en inglés y la versión en español de tu tarjeta.

Aquí viene lo importante:

NO escribas solo la palabra que no conocías y su traducción al español. Escribe toda la frase que contiene esa palabra y la traducción de esa frase al español. A continuación resalta o cambia el color de la palabra que quieres aprender, tanto en inglés como en español (esto es para que sea fácil reconocerla cuando estés estudiando), presiona «añadir» y listo. La tarjeta está creada y lista para ser estudiada. Ahora has lo mismo con todas las palabras de ese listado y espera un día para que la aplicación te muestre la opción «estudiar».

Usamos frases completas en lugar de palabras sueltas porque de esta manera no solo memorizas la palabra, sino que aprendes cómo se usa dentro de una frase. Puede que al principio no sea demasiado evidente, pero además de incrementar tu vocabulario, estarás aprendiendo la gramática del idioma. Te contaré más sobre eso en el próximo artículo.

Recomendaciones

El método que te acabo de presentar es el que yo uso para estudiar, me ha dado buenos resultados, pero hay personas que lo hacen de una manera un poco diferente (a su manera), también con buenos resultados. Mi sugerencia: prueba el método que te acabo de presentar, si funciona bien para ti, ¡perfecto! Si ves que necesitas hacerle algún cambio, ¡adelante!

Recuerda que ahora eres el responsable de crear tus propias flash cards. Tómate un tiempo todos los días para estudiarlas, pero también tómate un tiempo para encontrar nuevos artículos, traducir las palabras que no conoces y crear nuevas tarjetas. Esa es es la única forma de que esta metodología (si podemos llamarle así) funcione.

Finalmente, recuerda que la clave es la constancia. No te servirá de mucho emocionarte la primera semana creando tarjetas a lo loco para luego aburrirte y dejar de hacerlo por un mes. Dedícale a esta tarea un tiempo que consideres prudente, pero hazlo todos los días. Con el paso del tiempo verás que esa constancia da frutos.


Bueno, creo que este artículo quedó un poco extenso, pero espero que te ayude a darle un empujón (hacia adelante) a tu inglés.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en dejarla abajo en la caja de comentarios. Será un gusto leerte. Y si sabes de alguien a quien podría servirle este artículo, ¡compártelo!

Deja un comentario