¿Cómo aprender gramática en inglés (de la forma no convencional)?

Algunos profesores no estarán de acuerdo con este artículo, de todas formas, me parece que vale la pena que lo leas y pruebes lo que te propongo.

aprender-gramatica-ingles

Parto de la base de que todos aprendimos algo de inglés en la escuela y/o colegio. En la mayoría de los casos salimos siendo capaces de articular y entender frases simples, pero nada más. No importa, lo que aprendimos en esos años es suficiente para nuestro propósito.

Antes de continuar, quiero que pienses en algo:

¿Recuerdas haber estudiado el pretérito indefinido, el imperfecto, el perfecto y el pluscuamperfecto (tiempos verbales en español) cuando eras niño? ¿Qué hay del subjuntivo o el imperativo?

En algún momento de la escuela primaria todos tuvimos que aprenderlos, pero lo hicimos cuando ya sabíamos hablar, leer y escribir, no antes. Y aunque los estudiamos, a día de hoy la gran mayoría ha olvidado de qué se trababa todo eso.

¿A dónde voy con esto?

A que, aunque la gramática nos ayuda a entender cómo funciona un idioma —algo muy importante cuando vamos a aprender uno nuevo, es posible aprender una lengua sin estudiar tan minuciosamente su gramática. Ojo, que no estoy diciendo «no estudiar en absoluto».

¿Cómo aprendiste español?

Volvamos a cómo aprendiste tu idioma nativo.

Cuando eras niño —antes de aprender a hablar— lo único que podías hacer era escuchar a los adultos. Con el paso del tiempo empezaste a imitar sonidos, después aprendiste algunas palabras con su significado y poco a poco empezaste a articular frases y expresar lo que querías.

En ninguna parte de ese proceso te sentaste a memorizar la conjugación de los verbos en presente, pasado y futuro. El aprendizaje fue a base de escuchar y repetir; de expresarte, decir las cosas mal, recibir correcciones de sus padres y hacerlo mejor en el siguiente intento.

Dicho en otras palabras, aprendiste el idioma usándolo.

¿Funciona con los adultos?

Muchos dicen que los niños aprenden con más facilidad un nuevo idioma, que su joven cerebro les da una ventaja que los adultos ya no tenemos.

Puede ser cierto, no tengo idea de cómo va cambiando el cerebro con los años, pero sí sé esto:

De niños estuvimos expuestos al español el 100% de nuestro tiempo («aprendizaje por inmersión» le llaman las academias), mientras que de jóvenes/adultos pretendemos aprender inglés con tres o cuatro horas de clase a la semana.

¿No será más bien que estamos queriendo lograr mucho con muy poco esfuerzo?

Está bien, como adultos tenemos obligaciones (estudios, trabajo, familia, etc.) y no podemos dedicarle todo nuestro tiempo a aprender un nuevo idioma, pero con un poco de organización (y disciplina) podemos crear un entorno que nos ayude a aprender de forma más efectiva.

Usar el idioma en lugar de (solo) estudiarlo

¿Te ha pasado que estás escribiendo algo —un mensaje, un correo, etc.— y de pronto tienes la sensación de que una palabra está mal escrita (quizá una C en lugar de una S, o una H donde no debería haberla)?

Si te pasa de vez en cuando, puedo apostar a que te gusta la lectura. Si no te pasa nunca… bueno, deberías leer más a menudo.

El punto es que, aunque a estas alturas de la vida quizá ya has olvidado buena parte de las reglas gramaticales y ortográficas que aprendiste en la escuela, el uso constante del idioma te permite saber —casi de manera automática— si algo que escribes o lees es correcto o no.

Pero, ¿cómo usamos esto para aprender gramática en inglés?

Pues… consumiendo material en inglés.

Aprende inglés leyendo diarios y blogs

Si has leído estos artículos en orden seguramente recuerdas el de aprender vocabulario traduciendo artículos pequeños y creando flash cards.

Bien, esa metodología no solo te permite aprender vocabulario, también te ayudará a familiarizarte con la estructura del idioma —la gramática, en otras palabras.

Si hasta ahora solo has estado traduciendo las palabras que no entiendes, es tiempo de ir un paso más allá: cuando hayas terminando de traducir un artículo y creado las flash cards, vuelve a leerlo de principio a fin, pero está vez haciendo todo lo posible por comprender lo que dice (tener a mano tu listado de palabras traducidas será indispensable).

Haciendo esto, poco a poco irás interiorizando muchas estructuras gramaticales y dentro de un tiempo te sorprenderá ver que eres capaz de notar cuando algo está bien o mal escrito (o dicho).

No voy a mentirte, al principio todo esto (leer, traducir, crear flash cards y volver a leer) toma bastante tiempo, por eso te recomiendo usar artículos pequeños, pero a medida que vayas incrementando tu vocabulario el proceso tomará menos tiempo, se volverá más fácil y hasta lo disfrutarás más.

¿Qué diarios y blogs leer?

Depende de ti.

Ya que vas a dedicarle un buen tiempo a esta actividad, más vale que uses material que te resulte interesante, de lo contrario vas a acabar dejándolo.

Yo empecé leyendo los blogs de Seth Godin (marketing), Derek Halpern (negocios) y de James Altucher (negocios) porque son temas que me interesan, y cuando empecé a montar páginas web no sabía ni donde estaba parado, así que buscaba información en WPBeginner, uno de los sitios web más completos que conozco para novatos en ese campo.

Tus gustos no tienen por qué ser como los míos (y dudo mucho que lo sean), por eso mi recomendación es que investigues un poco. Busca en Google «best _______ blogs» llenado el espacio en blanco con algún tema de tu interés (marketing, business, travel, etc.) o revisa diarios tipo BBC o The New York Times si prefieres las noticias de actualidad, y por manos a la obra.

Tendrás que estudiar un poco de todas formas

Aunque esta metodología de estudio te ayudará mucho a interiorizar la gramática del inglés, no creas que puedes evadir por completo el estudio «formal» de la misma. Hay cosas que serán mucho más fáciles de comprender si conoces las reglas que debes aplicar, por lo que deberías darte un tiempo para aprenderlas (algunas, no todas).

Antaño la única forma de aprender gramática era con libros de texto, y siguen siendo una buena opción si te gusta estudiar de esa forma, pero si los libros no son lo tuyo, ahora puedes echar mano de YouTube.

¿Cómo?

Siguiendo los canales de profesores de inglés.

Es cierto, no encontrarás el contenido estructurado de la forma en que lo harías en un libro, pero si tomamos en cuenta que ya estás aprendiendo gramática de modo «inconsciente y natural» leyendo blogs y diarios, tampoco es que sea indispensable seguir un orden específico.

Cuando empecé a aprender inglés seguía de cerca los canales de Gabby Wallace de Go Natural English, Stefanie de The English Coach, el de Amigos Ingleses y el de Superholly. Los cuatro tienen excelentes recursos para estudiantes de inglés (incluyendo explicaciones gramaticales).

No hace falta que sigas a todos (a menos que quieras), échale un vistazo a sus canales y elije el o los que te gusten más, y si no te gusta ninguno (cosa que dudo) puedes buscar otros canales, que hay muchísimos disponibles en YouTube.

Eso sí, no intentes ver demasiados videos seguidos. La idea es que veas uno o dos por semana y dediques el resto del tiempo a practicar y memorizar (odio esa palabra, pero es lo que acabamos haciendo) lo que el TeacherTuber enseña en el video.

A veces es necesario un poco de ayuda

Todas las sugerencias que encontraste aquí están dirigidas a estudiantes independientes. Estoy convencido de que podemos aprender muchísimo por cuenta propia, pero también sé que a veces un poco de ayuda viene bien.

Yo he buscado profesores privados para situaciones puntuales, y te puedo asegurar que su ayuda ha sido invaluable, pero de eso te hablaré en un próximo artículo. Por ahora ya tienes suficiente en lo que trabajar.


Ahora cuéntame, ¿qué piensas de esta forma de aprendizaje? ¿Has escuchado hablar de ella antes? ¿Piensas darle una oportunidad?

Deja un comentario